Mercredi 30 Novembre 2022
PATRICE
Vendredi, 09 Septembre 2022
cam09ph
 
Camará…
 
Il naît en 1899.
 
Le 7 mai.
 
A Cordoue.
 
 
 
Neveu de «Machaquito».
 
Frère du novillero Juan Flores.
 
Il fut naturellement torero.
 
 
 
Quelques temporadas.
 
De novillero.
 
Con altibajos.
 
 
 
Et alternative des mains de « Joselito».
 
En mars 1918.
 
« Saleri II » comme témoin.
 
 
 
Et le toro
 
«Amargoso».
 
De Benjumea.
 
 
 
Une première année de matador.
 
Réussie.
 
Puis le déclin avant sa retirada en 1923.
 
 
 
Il ouvre un magasin.
 
De location de trajes de luces.
 
A Cordoue.
 
 
 
Et se lance.
 
Parallèlement.
 
Dans l’organisation taurine et l’apoderamiento.
 
 
 
Sa vie change à l’été 1936.
 
Quand il remplace José Molina.
 
Pour s’occuper de Manuel Laureano Rodríguez.
 
 
 
Taiseux.
 
Presque chauve.
 
Lunettes noires.
 
 
 
Intraitable.
 
Et dur en affaires.
 
Camará fait peur.
 
 
 
« Les pieds. Ce qui distingue un grand torero d’un autre, ce n’est ni la fermeté de son bras, ni comment il se croise avec l’animal. Ce sont les pieds,  dit Camara à Manolete. Ils doivent rester joints et immobiles. Comme faisait Joselito ».
 
Manolete l’a écouté.
 
Et trois ans après leur rencontre, Camará.
 
Qui a remis occasionnellement l’habit de lumières pour toréer avec son protégé.
 
 
 
Lui offre l’alternative.
 
Le 2 juillet 1939.
 
A Séville.
 
 
 
La guerre civile.
 
Est terminée.
 
Depuis 92 jours.
 
 
 
Et le toro de la cérémonie.
 
Du nom de «Comunista».
 
Fut rebaptisé «Mirador».
 
 
 
Ce jour-là, Camará.
 
N’avait à offrir à Manolete.
 
Qu’un seul contrat.
 
 
 
Manolete triomphe.
 
Il a vingt-deux ans.
 
Et le lendemain.
 
 
 
Les impresarios.
 
De toutes les arènes d’Espagne.
 
Se présentent pour négocier avec José Flores González.
 
 
 
L’argent coule soudain à flot.
 
Camará le gère.
 
A sa façon à lui.
 
 
 
« Fue en Barcelona, y, si mal no recuerdo, este sucedido ocurría en la temporada de 1943. Un día, el empresario se acercó a mí para decirme: "Tengo en los corrales una corrida de Villamarta, que quiero que la toree Manolete…, y como quiero que la mate Manolo, yo, á usted, Cámará, si me firma el contrato, le daré el veinticinco por ciento…
 
Viendo el empresario que yo no soltaba prenda, me apremió aun más: “Bien, Cámará; le daré para usted cincuenta mil pesetas"
 
 
 
Raconte-t-il
 
Au « Ruedo »
 
Du 26 juillet 1945.
 
 
 
Au sujet de son travail.
 
D’apoderado.
 
Il dit :
 
He de empezar diciendo que considero al apoderado como al hombre taurino que tiene encomendada la misión más difícil, más ardua. Se exigen en el apoderado tantas virtudes, que quizá para el profano parezcan excesivas. Y no; no hay exageración alguna. Hay siempre en la vida de un apoderado un momento difícil [...], ese momento en que se debe sacrificar todo - hasta el dinero - en beneficio de la dirección artística del torero. Por no haber podido mantenerse en este momento, muchos toreros habrán visto sacrificada su carrera, obedeciendo este fracaso tan sólo al egoísmo de sus apoderados”.
 
 
 
Entre 1940
 
Et.
 
1947.
 
 
 
Manolete.
 
Triomphe.
 
Partout.
 
 
 
Camará régente tout.
 
Les empresas.
 
Les ganaderos.
 
 
 
Rien.
 
Ne se fait.
 
Sans lui.
 
 
 
Manolete ne prend aucune décision
 
« Voyez avec Don José »
 
Dit-il.
 
 
 
Manolete.
 
Qui le respecte
 
A peur de lui.
 
 
 
Et le mundillo.
 
Craint.
 
Sa puissance.
 
 
 
Le 28 août 1947.
 
A Linares.
 
Les barreras de sombra valaient 90ptas.
 
 
 
Et Camará avait signé.
 
Pour son torero.
 
Un contrat de 250.000 ptas.
 
 
 
Le même jour.
 
Alors que «Le Monstre» agonisait.
 
Lui et Álvaro Domecq.
 
 
 
Font barrage à Lupe Sino.
 
Arrivée à une heure avancée de la nuit.
 
Et qui demande à voir Manolete.
 
 
 
Ils lui disent  
 
« Il est désormais en paix avec Dieu. Ta présence ne ferait que raviver le passé. Ce n’est pas une bonne idée. Mais s’il t’appelle, Antonita, s’il demande à te voir, nous te ferons entrer. »
 
 
 
Lupe le verra.
 
Mort.
 
Camará à son chevet.
 
 
 
José Flores González “Camará”.
 
Fut un des plus grands apoderados.
 
Du XXème siècle.
 
 Datos  
 
José Flores González “Camara”.
 
 Nació el 7 de mayo de 1898 en Córdoba y falleció el 25 de febrero de 1978. Se dio a conocer como torero en el año 1914 en la Escuela Taurina Cordobesa que regentaba Rafael Sánchez Fernández “Bebe”, actuando por primera vez en la plaza de Córdoba el 4 de mayo de 1915, alternando con “Machaquito II” y lidiando ambos novillos de Pablo Torres.
 
Se presenta en Madrid como novillero el 2 de septiembre de 1917 alternando con “Pacorro” y "Emilio Méndez" con reses de Conteras. Su actuación levantó polémicas entre la afición por su peculiar forma de banderillear. Pues hubo diferentes opiniones, unos decían que había relizado la suerte “a topa carnero”, otros que “al quiebro” y los más, que "al cambió". Como torero era frío y desangelado. Estuvo varias temporadas de novillero, en las que realizó una labor de cierto interés. Tomó rápidamente el doctorado en Madrid el 21 de marzo de 1918 de manos de José Gómez Ortega Gallito, que le cedió el toro Amargoso, negro, de la ganadería de don José María Benjumea, y como testigo actuó Saleri II.
 
Aquella temporada participó en cincuenta y seis corridas. En la temporada de 1919 no fueron tan numerosas las actuaciones, participando sólo en 36 corridas, cada temporada iba reduciendose el número de contratos hasta que 1925 no tuvo ninguno. En el año 1926 a modo de despedida actuó en Osuna y en Córdoba su última corrida el 27 de mayo de 1926 con “Chicuelo”, “Zurito” y "Niño de la Palma" lidiando toros de Natera.
 
A partir de esta fecha sólo se le vio en festivales benéficos.
 
Tras su retirada José González Flores se dedicó en Córdoba a empresario taurino, y otros negocios que no les fueron bien. Incluso por el año 1936 se habló de volver a los ruedos al tomar parte en varios festivales benéficos.
 
Providencialmente le vino a las manos el ser apoderado del mítico Manuel Rodríguez Sánchez Manolete le dio fama mundial y tras su muerte en 1947, se encargó de las carreras, entre otras, de “Litri”, Julio Aparicio, Antonio Ordónez, “Chamaco”, Diego Puerta, “Curro Romero”, "Pedrés",“Paquirri” e incluso del rejoneador Álvaro Domeq Romero.
 
Estuvo muchos años ausente de la capital que le vió nacer, pero por voluntad propia quiso volver a tu tierra para recibir sepultura en el cementerio de Nuestra Señora de la Salud.
 
Patrice Quiot
 
 
 

Paul Hermé

soler 2017

Affiches / Cartels